El Presidente y Fundador del I.E.P Ignacio de Jacob y Gómez, tuvo el placer de nombrar Miembro de Honor del Instituto para la Excelencia Profesional a uno de los artistas españoles más cotizados, el reconocido Pintor realista y Escultor Antonio López, como reconocimiento a su ejemplar y brillante trayectoria profesional; habiendo recibido prestigiosos premios  y distinciones como el Premio Nacional de Arquitectura de España, el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, la Medalla de Oro de Castilla- La Mancha, el Premio Ciudad de Alcalá de las Artes y las Letras, el Premio Velázquez de Artes Plásticas, la Medalla de Oro de la ciudad de Madrid, el Premio Príncipe de Viana de la Cultura, la Medalla Internacional de las Artes y habiendo sido nombrado Doctor honoris causa por la Universidad de Navarra y Doctor honoris causa por la Universidad de Murcia.

El artista  Antonio López se une al cuadro de Miembros de Honor, en el que se  encuentran personalidades como: Excmo. Sr. D. Adolfo Suárez González, Duque de Suárez, otorgado a título póstumo y Premio Príncipe de Asturias; Padre Ángel García, Fundador de “Mensajeros de la Paz” y Premio Príncipe de Asturias, Excmo Sr. D. Ángel Galindo García, Rector de la Universidad Pontificia de Salamanca, Ilmo. Sr. D. Vicente del Bosque, Marqués de Del Bosque, Seleccionador oficial de la Selección Española de Fútbol y Ilmo. Sr. D. Ángel Antonio Mingote, Marqués de Daroca dibujanteescritoracadémico de la lengua y periodista español, otorgado a título póstumo, con lo que nuestra asociación consta actualmente con 3 portadores del Premio Principe de Asturias.

SOBRE EL INSTITUTO PARA LA EXCELENCIA PROFESIONAL

El Instituto para la Excelencia Profesional, fue fundado en el 2012 por el empresario Ignacio de Jacob y Gómez, con el propósito de reconocer la trayectoria empresarial de las empresas, profesionales e instituciones más destacadas del panorama nacional, siempre con la premisa de la excelencia y tomando en consideración aquellas que ayudan a mejorar la competitividad, la investigación, el desarrollo, la rentabilidad, y por supuesto, la Responsabilidad Social Corporativa.