Letrado D. Ángel García Vaquero durante su discurso sobre la Excelencia en el ámbito jurídico